martes, 22 de enero de 2013

Proyecto Felicidad. Día 22/365

Enero 22 - Pegarle a la bola más de una vez por clase.

Hoy fue mi tercera clase de tenis y puedo decir que me ha gustado mucho mas de lo que pensaba antes de iniciar.  Por una parte retome la actividad física que hace varios años había dejado, por otra estoy aprendiendo algo diferente y me he dado cuenta de que mi tolerancia a la frustración es mucho mayor.  Me explico, hace un tiempo me frustraba muchísimo no ser la mejor en algo o no poder hacer alguna cosa tan bien como me gustaría; con el paso de los años he entendido que hay ciertas cosas para las que no tengo mucho talento, y que no esta mal que se así, solo tengo que esforzarme un poco y siempre dar lo mejor de mi, si hay otros que lo hacen mejor, muy bien por ellos... y por mi también, porque puedo aprender mas.  A estas alturas de la vida tratar de aprender algo no debe ser motivo de estrés ni de frustración.

Jamas había intentado jugar tenis así que estas clases son completamente novedosas para mi.  Desde el primer día nos pidieron que tratáramos de darle a la bola con la raqueta y yo solo lograba un gran zumbido cada vez que movía la raqueta; en mi mente la trayectoria de la raqueta iba directo hacia la bola, pero en la realidad algo pasaba y siempre se desviaba, yo creo que la luz o el viento me jugaban malas pasadas, jajaja. 

En los ejercicios de hoy fueron mas las veces que mi raqueta se encontró con la bola, que las veces que zumbo... y eso me hizo muy feliz!

Si recién ves el Proyecto Felicidad en este blog quizás quieras empezar por el Día 1, o tal vez ver el seguimiento del proyecto

2 comentarios:

  1. Jajaja, en mi caso no es el viento es la falta de profundidad, jajaja. Ni modos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje. De cualquier forma espero que con algo de practica (tal vez unos meses, o incluso años) el asunto mejore.

      Eliminar